Hubo otras cuestiones que también impulsaron estas legislaciones. Cuando la propaganda y los prejuicios representan falsamente a una minoría, se produce un quebranto transcendental de la democracia. Como consecuencia, gente inocente puede verse sometida a ataques, investigaciones, gastos interminables y a una vida arruinada. En la medida en que sólo puedan tener acceso a la justicia aquellos con la riqueza suficiente como para llevar su caso ante los tribunales superiores, habrá injusticia. Nos encontramos aquí con un problema de los derechos humanos desconcertante que nunca ha llegado a resolverse por completo.

Algunos países ofrecen asistencia legal a las personas para ayudarlas a entablar causas judiciales cuando sientan que sus derechos han sido violados. Se trata como mucho de una solución parcial, dado que el resultado nunca es seguro y el proceso legal puede prolongarse durante años. Pero constituye una salida para aquellas personas que carezcan de medios para buscar justicia.

Mientras se continúa la labor para crear mejores soluciones, se debe hacer uso de las que haya disponibles.

En las páginas siguientes nos centramos en sus derechos a practicar su religión. Tal vez considere que dichos derechos no se ven amenazados. Tal vez pertenezca a una religión mayoritaria que esté bien asentada en su país. Sin embargo, dado que el mundo es cada vez más pequeño, cada vez son mayores las posibilidades de que pase a ser miembro de una minoría, aunque sólo sea como consecuencia de viajar a otros lugares del planeta. Existe el dicho de que “la secta de un hombre es la religión de otro”. Esta idea cobra repentina vigencia cuando uno se encuentra en una parte del mundo donde la religión que ha profesado toda su vida se considera una herejía.

Pero eso no es todo; la amenaza a los derechos de una minoría, si no es reprimida, puede degenerar rápidamente en un ataque a los derechos de la mayoría.

Por lo tanto es vital que conozca sus derechos, no solo a escala nacional, sino también en el ámbito de la legislación internacional.

Para los millones de personas que viven actualmente en Europa sin pertenecer a ninguna de las religiones europeas tradicionales, la discriminación basada en sus creencias religiosas es algo cotidiano en sus vidas. Esta puede manifestarse como hostigamiento en el trabajo, pérdida de empleo, abusos físicos o, en casos extremos, tortura y muerte.

Una verdadera democracia dicta las leyes, da a conocer las mismas, impone su cumplimiento y protege los derechos de todos los grupos minoritarios. Si cada uno de nosotros conociese y comprendiese realmente sus derechos, se daría un paso gigantesco hacia la erradicación de la opresión en el mundo. Los gobiernos totalitarios pretenden que todo el mundo ignore sus derechos humanos fundamentales con el fin de suprimir el libre ejercicio de los mismos.

El presente folleto sirve para un doble propósito: el primero es informarle de cuáles son sus derechos y los remedios legales existentes en el caso de que se violen. El segundo es denunciar la carencia de dichos remedios en algunos países europeos y cómo la negligencia en la protección de los derechos humanos ha posibilitado la violación de los mismos.

Esperamos que le sea de utilidad.

– Los editores




| Anterior | Glosario | Índice | Siguiente |
| Encuesta | Sitios Afines | Librería | Página Principal |

Supported Sites
Scientology Groups · Reviews for “The Church of Scientology” · Scientology: The Doctrine of Clarity · Allexperts Scientology Q&A · Religious Tolerance: Scientology · Description of the Scientology Religion · Scientology (CESNUR) · Scientology · Scientology Handbook · Scientology Religion · What is Scientology?

humanrightsofficer@scientology.org

© 1999-2003 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas